Bali era un visita muy deseada porque después de tantos días de ciudad y asfalto, teníamos ganas de playita, de sol y de relax.

La llegada a Bali fue un poco accidentada, ya que tuvimos un retraso de 8 horas en el aeropuerto de Singapur (al menos, se trata de uno de los mejores aeropuertos del mundo y tiene todas las comodidades y servicios). Teníamos que hacer escala en el aeropuerto de Yakarta, y desde ahí volar hasta nuestro destino final. El retraso de 8 horas hizo que perdiéramos la conexión Yakarta-Bali, ya que teníamos que volar a las 19,00 hacia Bali, y a las 19,30 seguíamos en Singapur. Después nos enteramos de que la compañía de Low Cost Lion Air es famosa en Indonesia por sus retrasos… Llegamos a Bali a las 01,30 de la madrugada, nuestro contacto en la isla ya no estaba y tuvimos que coger un taxi hasta Ubud, nuestro primer destino en la isla.

Aunque el comienzo fue realmente agotador, tenemos que decir que lo importante no es como empieza sino como se desarrolla y acaba. Y todo fue genial en aquella isla.

Nuestra casa en Bali

Alquilamos una casa (con varios días de antelación, al tratarse de agosto, temporada alta en Bali) a través de la plataforma AirBnB, de la que no podemos hablar más que bondades. Una casa super-cómoda, amplia, con un porche de madera con hamacas, en mitad de un bosque con todos sus sonidos: monos, geckos, cacatúas, etc. Un sitio idílico. Y por sólo 38€/día. Fue todo un lujo pasar la primera semana en Indonesia en esta casa. Gracias a Kim y a Jiva por su ayuda y disposición en todo momento.

¿Y qué es Bali? Bali es, además de playa y surf, un sinfín de templos, campos de arroz, patrimonio de la humanidad, un mogollón de coches y motos en todos los sitios y una gente encantadora, orgullosa de sus tradiciones y sus costumbres.

Culturilla general: Indonesia es un país con alrededor de 17.000 islas, y el país con mayor número de musulmanes del planeta: 300 millones. Pues Bali es una de esas 17.000 islas, y con una población mayoritariamente hinduísta. Ahí queda eso.

Nuestro periplo por Bali se dividió en dos partes. La primera parte del 1 al 8 de agosto, visitando principalmente el interior. Después nos fuimos a conocer las islas que quedan al este de Bali, tales como Lombok, Gili Air y Gili Meno. Nos quedamos con las ganas de ir más al este todavía para conocer las famosas islas Komodo, pero no hubo tiempo para más, ya que nuestro visado era de 30 días. La segunda parte fue al regreso, entre los días 23 y 29 de agosto, visitando las playas del sur.

Visitas en Bali

 

Monkey Forest

Ubud es la ciudad de interior de referencia en Bali. Aunque un poco “crazy” por el tráfico, es un lugar de visita obligada. Aquí puedes ver el Monkey Forest, un gran bosque donde poder contemplar los mones en libertad; por cierto, anda con ojo porque son muy amigos de lo ajeno y al menor descuido se llevan tu bebida, comida o lo que pillan. Nosotros los bautizamos como -homo cleptomanus-, por su afición a la propiedad ajena.

Templos:

  • Tanah Lot: en el sur-oeste de la isla, se trata de un templo en el mar, al que sólo se puede acceder con mare baja.

    Tanah Lot

  • Taman Ayun es un templo situado en el interior, zona norte de la isla, rodeado de agua, con las clásicas cúpulas triangulares, típicas del hinduismo.

    Taman Ayun

Si teneís oportunidad, no debéis dejar pasar la ocasión de asistir a una ceremonia en algún templo hinduista. Nosotros tuvimos la gran suerte de ser invitados por nuestro guía Roger a la ceremonia ritual hinduista que en esos días celebraban en su casa-templo.

 

Las Cataratas Tegenungan se encuentran cerca del templo de Tanah Lot y se pueden realizar las visitas el mismo día. Un bañito en estas aguas frescas te ayudarán a combatir el calor sofocante de agosto.

Luwak

Con la familia que nos invitó a un té

En la aldea Lod Sema pudimos compartir un té con una familia local, que nos invitó a ver su casa-templo y aprender la forma de vida de esta familia tan acogedora. Cerca de allí, se puede hacer una visita a algún cafetal para ver una variedad de café muy, pero que muy, curiosa. El Silver Cat -o Luwak en idioma local- es una especia de felino grande (en castellano creemos que se trata de la civeta) que come el grano de café que se cultiva en Bali.  Pero no lo digiere, sino que lo transforma químicamente en su aparato digestivo para después cagarlo, ya pelado… Lo recogen, lo secan al sol, lo hierven, le quitan la cáscara y lo tuestan varias veces. De ahí obtienen esta variedad de café de Luwak. Sí, lo sabemos, se pueden hacer miles de chistes con este método… Nosotros lo probamos y, la verdad, muy fuerte para nuestro gusto. Muchos posos. Del recorrido interno mejor no hablar.

 

 

Otra visita imprescindible son las Terrazas de arroz en Tegallalang, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Si tu alojamiento en Bali es una casa o apartamento en AirBnB y te apetece darte un homenaje  en un Resort de Lujo: NO PROBLEM. Puedes pasar un día en un resort de lujo con la única condición de comer o cenar en el restaurante. Por un módico precio de 31€ comimos los 4 en el Bali Spirit, uno de los muchos resorts en Ubud, donde pudimos disfrutar de su piscinaca en medio de la jungla.

Bali Spirit Resort

Comer en Bali

 

Como siempre os decimos, en los lugares turísticos como Bali, la comida no es un problema. Tienes todo tipo de comida, local u occidental, a todos los precios. Puestos callejeros, restaurantes y supermercados van a suplir lo que desees en lo que a gastronomía se refiere. Os vamos a recomendar un restaurante que a su vez nos recomendaron a nosotros (gracias Leti y Adri, de Mochileando por la Vida): Rumah Roda en Ubud. 12,80€ para 4 personas.

Otro de los restaurantes que visitamos varias veces por su cercanía con nuestra casa, y por los super postres 😉 es el D´Waroeng de nuestro amigo Roger, también en Ubud.

Transporte en Bali

 

Cúbrete de paciencia para moverte por Bali, esa es la mejor recomendación. El tráfico no es una locura,no… LO SIGUIENTE!! Para saber lo que se tarda en llegar a un lugar determinado tienes que hacer un cálculo máximo de 30 km/h. Puedes viajar en trasporte público, alquilar una moto (pero ten en cuenta que el tráfico es intensísimo) o alquilar un coche con conductor para realizar las visitas guiadas. Calcula unos 30€/dia.

 

Visado para Indonesia

 

El visado para Indonesia es gratuito, dura 30 días y se puede obtener a la llegada, pero ten en cuenta que te van a exigir un bilete de salida del país antes de esos 30 días. Que no te pase como a nosotros, que nos enteramos hora y media antes de coger el vuelo a Bali. Tuvimos que comprar con urgencia un billete de salida de Indonesia.

Para ver más fotos de Bali, visita nuestro Google Fotos

A %d blogueros les gusta esto: