Del 28 de febrero al 2 de marzo de 2017.

Tráfico en Cebú.

La mejor manera de entrar en Filipinas es a través del aeropuerto de Manila o bien el de Cebú, capital de las Bisayas. Recuerda que Cebú es el nombre de la isla y el nombre de la ciudad-capital de la misma.

Nosotros volamos desde Kuala Lumpur a Cebú, por un módico precio de 45€/persona, con la compañía de low cost Air Asia, en un vuelo de una duración aproximada de 4 horas.

Una de las primeras cosas que captan nuestra atención son los “jeepneys”, medios de transporte típicos de Filipinas. Los diseños son diferentes a todo lo que hemos visto en el sudeste asiático, con forma de minibús con cabeza de camión influencia del pasado colonial estadounidense. Los vivos colores y el diseño personalizado los hacen únicos. Muy molones, la verdad. El precio, irrisorio. Apenas unos céntimos para moverse dentro de la ciudad. El tráfico loco, y masificado es otra marca de la casa.

La presencia española durante 300 años en Filipinas ha dejado un claro rastro hispanista en los nombres de los lugares (Pedro Rodríguez, Carmen, Compostela,…) y en los apellidos de la gente, pero no así nuestro idioma, ya que sólo un 1% de la población lo habla. Aunque es cierto que puedes encontrar muchas palabras comunes como los números 1,2,3,4… cuchara, cuchillo y tenedor, complicado o antena entre otras muchas.

Visitas en Cebú.

Entrada al Fuerte San Pedro

Fuerte de San Pedro. Aquí, a Cebú, llego el navegante español Legazpi, fundador de la primera ciudad española que fue bautizada como San Miguel. El fuerte es un pequeño bastión militar defensivo construido en el siglo XVIII y que actualmente es un parque histótico y alberga un museo con importante documentación, pinturas y escultura del legado español. Extramuros se puede contemplar una gran escultura de Miguel López de Legazpi. La entrada cuesta 1€ aprox.

Murallas del Fuerte y escultura a Legazpi

Catedral de Cebú. Filipinas es un país de mayoría cristiana, y las iglesias, basílicas, ermitas, etc abundan. A diferencia de España, las iglesias están abarrotadas de gente de todas las edades y viven su religiosidad con una intensidad que nos llama la atención. Se trata de la mayor construcción religiosa de la isla y merece la pena una visita.

Catedral de Cebú. Fachada.

Basílica del Santo Niño. La imagen del santo niño es una de las más adoradas en Cebú. Perteneció a la expedición de Magallanes, pero desapareció y fue recuperada de las manos de los nativos 40 años después. Esta basílica ser contruyó para celebrar su recuperación en el siglo XVI. En su interior se puede contemplar la imagen, así como el museo de historia del cristianismo en la isla.

Cruz de Magallanes y capilla. Al lado de la basílica del santo niño, y frente al ayuntamiento

Cruz de Magallanes.

de Cebú City se encuentra la Cruz de Magallanes, dentro de una pequeña capilla. Se trata de uno de los símbolos e incluso aparece en el sello de la ciudad. Un cartel explica que la original está debajo de la visible, para prevenir el saqueo, ya que algunos visitantes se llevaban un trozo de la cruz de madera por creer que tenía efector curativos y divinos… «hay gente pa tó».

 

Gaisano Cointry Mall, Si te apetece visitar un centro comercial (compras, regalos, ocio,..) puedes visitar el Gaisano, un lugar muy popular entre los locales.

Heritage of Cebú Monument. Un monumento de reciente construcción (hace 20 años) donde se representa la historia de la ciudad en diferentes motivos: la batalla de Lapu-Lapu y Magallanes, un galeón español, la procesión del santo niño, y el bautismo de Rajah Humabon.

Heritage Monument.

Alojarse en Cebú.

Cebú es una gran ciudad con mucha oferta, por lo que no es necesario que reserves con mucha antelación, pudiendo hacerlo incluso a la llegada. Nosotros nos alojamos en el USDA Dormitory Hotel, un lugar bastante céntrico, correcto y limpio. Pagamos 22€/ habitación para 4, con aire acondicionado, sin desayuno.

Con la recepcinista del USDA hotel.

Comer en Cebú.

Como siempre os decimos, en las ciudades grandes la oferta gastronómica es abundante y para todos los bolsillos. En Filipinas en general y en Cebú en particular, comer es muy barato. Puedes hacerlo en los puestos callejeros, en las barbacoas o en las cadenas de alimentación.

Haciendo cola en el Chowking

Ejemplos:

Cadena Jollybee: 1,5€/plato.

Cadena ChowKing: versión asiática del Burger King, con recetas típicas chinas. 1-1,5€ plato. Comimos los 4 con refresco y cerveza  por 10€.

7 Eleven. Supermercado para lo que necesites. Con mesas y sillas, microondas y lo que necesites para comer.

 

 

 

Para ver más fotos de Cebú, puedes visitar nuestro Google Fotos.

A %d blogueros les gusta esto: