Queen´s Hotel, en Kandy. Aquí se alojó la reina Isabel II de Inglaterra.

Del 8 al 13 de febrero de 2017.

Continuamos la ruta por el interior de Sri Lanka, ahora con los ojos puestos en uno de los lugares más bellos del país: Kandy, Nuwara Eliya y Ella.

El bus local nos lleva en 20 minutos y por 60 céntimos de euro (los 4), desde Sigiriya hasta Dambulla.  Allí cogemos otro bus con destino a Kandy. Este trayecto es algo más largo, 2 horas y media, por el que pagamos 2,5€ los cuatro. Es tremendamente barato moverse por Sri Lanka en bus local. Aunque la flota no es muy moderna (jejejejejeeje) merece la pena utilizar este medio, ya que además de preciosos paisajes de montaña, te permite entrar en contacto con la gente. Los srilankeses son especialmente simpáticos y amables, y con los críos se portaron de sobresaliente. En los buses donde no había sitio para sentarse, los pasajeros y pasajeras que iban sentadas se ofrecían para llevar a los niños en su regazo. En algunas ocasiones, incluso les convidaban a algún dulce o alguna pieza de fruta. 3 hip hip hurra por esta gente tan humana: hip hip hurra, hip hip hurra, hip hip hurra!!!!!

Tráfico en Kandy. Sri Lanka.A nuestra llegada a Kandy, tuvimos el primero de los que iban a ser varios imprevistos: no encontramos el alojamiento que habíamos reservado el día anterior. Era un homestay en la montaña y la dirección no coincidía. No suele ser un problema, porque siempre llevamos una tarjeta sim, que solemos comprar a la entrada al país, para estos casos. La manera más rápida y práctica suele ser hacer la llamada al alojamiento y pasarle el teléfono al conductor del tuk tuk. Segundo imprevisto: el teléfono del alojamiento está apagado o fuera de cobertura… Después de hora y media dando vueltas por la falda de la montaña y preguntando a la gente, nos tenemos que marchar de vuelta a la ciudad y buscar alternativa. Kandy es una ciudad grande, así que la solución fue sencilla. En media hora estábamos alojados en una habitación gigante que nos alquiló una chica, un poco seria y distante para nuestro gusto 😉.

Dejamos los trastos y nos fuimos a explorar Kandy, famosa por ser la capital de las montañas, ciudad sagrada descrita en la Lista del Patrimonio de la Humanidad, y por albergar una de las reliquias más importantes del budismo: un Diente de Buda.

Zapatero en las calle de Kandy.En nuestra opinión Kandy es una ciudad muy ruidosa, con mucho tráfico y mucha gente recorriendo las calles y los paseos. Son abundantes los locales de venta de dulces y comida callejera, por lo que te resultará fácil encontrar algo que comer o beber. Desde Kandy sale tren hacia Nuwara Eliya y a Ella. Se trata de una de las rutas ferroviarias más famosas del mundo, construida durante la colonización inglesa y transcurre por las montañas entre plantaciones de te, montañas, barrancos, túneles y puentes ancestrales. Una de las visitas obligadas en nuestro recorrido por Sri Lanka.

Otra de las cosas que nos gustó de Sri Lanka en general y de los pueblos y ciudades de interior, fue la gran cantidad de trabajos artesanos que todavía se realizan en la calle, donde te puedes encontrar a zapateros, afiladores, peluqueros, comerciantes con sus productos, etc. Son estas costumbres que perduran y que más nos gustan de los lugares que visitamos. Le dan tanta autenticidad como personalidad y ojalá no acaben sucumbiendo a la explotación turística y la globalización.

 

Visitas

En Kandy:

Paseo por el lago. En el centro de Kandy hay un gran lago artificial, contruido para suministrar agua a la ciudad. Es una paseo bonito y tranquilo, aunque recomendamos evitarlo al anochecer, no por problemas de seguridad, sino porque es este momento del día en el que las aves (de todos los tamaños y variedades) regresan a sus nidos y las posibilidades de ser blanco de sus deposiciones son muy muy altas. Además del ruido ensordecedor de sus gañidos.

Lago artificial de Kandy.Gran Buda que vigila la ciudad. Se trata de una excursión que se puede realizar a pie desde el centro de la ciudad. Se ubica en lo alto de una colina, desde la cual se tiene una de las mejores vistas sobre la ciudad y el lago.

Vistas desde la colina del Gran Buda.Templo de Diente de Buda. Una de los reclamos de la ciudad de kandy es el gran Templo del Diente de Buda, donde se puede observar un diente de Shidarta Gautama, fundador del budismo.

Templo del Diente de Buda.En Nuwara Eliya:

Cataratas de los amantes Lovers´ leap. Una excursión de 1 hora aproximadamente desde el centro, donde poder ver y tocar las plantas de té, y disfrutar de una bonita vista de las plantaciones desde lo alto de las cataratas. Gratuito.

Lovers´LeapPedro Peak Tea Factory. En el interior de Sri Lanka hay numerosas factorías de té, y entre todas ellas, recomendamos ésta, por su extensión y la amabilidad del personal.

En Ella:

Little adam´s peak. Una excursión de un par de horas desde el centro de Ella. Las vistas desde cualquier punto de Ella son espectaculares pero especialmente desde esta montaña.

Desde Little Adam´s Peak.Nine Archs Bridge, el puente de los nueve arcos.  Es uno de los puentes más emblemáticos del recorrido del tren entre las montañas de Sri Lanka. Sus nueve arcos sobre una altura de 80 metros, constituyen una de las famosas fotos del lugar. Una recomendación: degustar un requesón con miel en el chiringuito junto al puente. D-F-B: Delicioso, fresco y barato.

Nine Archs Bridge.Pero…… las cosas no siempre salen como una las planea o imagina. Podemos afirmar sin riesgo a equivocarnos, que esta fue una de las mayores frustraciones de todo el viaje en familia. Resulta que el día que teníamos planeado hacer esta maravillosa y espectacular ruta en tren (entre Kandy y Ella) era el Poya Day (sí, lo sabemos; suena muy mal en castellano). El día de la luna llena, una de las festividades más celebradas. Los locales aprovechan para ir a pasar el fin de semana a la montaña o a la playa y celebrarlo por todo lo alto. En estas circunstancias, os podéis imaginar cómo iba el bucólico tren: HASTA LAS CARTOLAS. ¿se acuerdan de esas imágenes de los trenes en la India con gente en el techo, por fuera de las ventanas, y colgados de las puertas? Pues esa era la viva imagen de nuestro deseado paseo en tren por las montañas. Aguantamos media hora dentro de la lata de sardinas con ruedas y railes. No sólo era el calor asfixiante, el bullicio, y la gente apiñada, es que además era imposible ver ningún paisaje por el exterior. Así pues, ¿qué sentido tenía continuar allá dentro? Después de 2 estaciones nos bajamos

Haciendo dedo para ir a Nuwara Eliya, tras el blufff del tren.y decidimos hacer el trayecto por otros medios. Os contamos la peripecia entera en este enlace de Facebook.

En Nuwara Eliya disfrutamos de las excursiones por la montaña, los campos infinitos de té negro, uno de los más reconocidos mundialmente y descansamos del bullicio de Kandy.

Pedro´s Peak, el punto más alto de Sri lanka, en Nuwara Eliya.En esta misma zona del país se encuentra otra de las localidades más bonitas del interior de Sri Lanka: Ella. Un pequeño pueblo de montaña, con vistas espectaculares sobre la montaña, pero, a decir verdad, un pelín sobre-explotado turísticamente. La mayoría de los locales están orientados al turismo (restauración, comercio, hoteles,…) y ha perdido un poco el encanto de los sitios auténticos.  Aun así, no deberías dejar de visitarla por la belleza de los alrededores.

Mujer de la etnia tamil, recolectores de té.Tras la visita a Nuwara eliya, tratamos de coger el tren a Ella, pero… más de lo mismo. Trenes abarrotados por la festividad de la luna llena snif snif. Así pues, nos fuimos en tuk tuk. El precio algo subido -22€-, pero claro, se trataba de 2,5 horas de viaje privado, y con la opción de poder parar cuando lo deseabamos. El paisaje es fantástico entre montañas, ríos y cataratas.  El conductor tuvo un bonito detalle al ver que las tripas de freddytxu no estaban muy finas, y paró en un puesto de carretera y le mandó preparar una bebida con lima, que fue mano de santo.

Alojamiento

En Kandy: Townhouse 21€. Comida rápida y dulces en la planta baja. Mega barato.

En Nuwara Eliya: Avon Field Holiday Bungalow: 28€ desayuno incluido. Aunque es un pelín más caro que la media en Nuwara Eliya, recomendamos el lugar por su situación

(entre campos de té), la atención de los anfitriones y la comida caser tradicional que preparan, además de muy económica: 6€

Avon Field, nuestro alojamiento en Nuwara Eliya.cena para cuatro.

 

En Ella: En esta pequeña localidad hay multitud de alojamientos para todos los gustos, así que no es necesario reservar con antelación. Lo puedes hacer a la llegada. Estuvimos alojados en The Blue View Ella, en una amplia habitación por 32€/noche, con baño privado y desayuno incluido.

Para ver más fotos puedes visitar nuestro Google Fotos.

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: