Volamos desde Madrid a Sri Lanka, con escala en Doha. El jet lag nos obliga a meternos en la cama nada más llegar a nuestro alojamiento y adaptarnos así más rápidamente al horario local.

Negombo (pronunciado Nigombo por la población local) es un lugar muy turístico, cercano al aeropuerto, con grandes playas, un mercado de pescado gigante (es una de las principales actividades locales) y, sin duda, un buen lugar parar empezar el viaje por Sri Lanka.La exuberante riqueza floral te enganchará.

Cosas que te gustarán de Negombo: los pintorescos autobuses (realemente son así en todo el país), las embarcaciones con una especia de vela latina, el mercado de pescado -Fish Market- y las sonrisas que te regala todo el mundo.

Como habrás deducido, en un lugar tan turístico no falta la oferta hotelera, comercial y de ocio. A lo largo de la costa puedes encontrar alojamientos para todos los gustos y bolsillos, restaurantes y bares, así como tiendas de souvenirs, artesanía y como no: piedras preciosas. En todo el país, especialmente en el sur puedes comprar piedras preciosas, destacando la moonstone.

Se suele hablar de Tailandia como el país de las mil sonrisas, pero Sri Lanka no le va a la zaga. Aquí la gente es simpatiquísima, siempre te recibe con una gran sonrisa y es fácil entablar una conversación o unirte a una partida de Carrom, el entretenimiento local por excelencia.

Jugando al Carrom.

Visitas en Negombo:

Mercado de Pescado: un lugar donde observar la vida local, en plena actividad. Aunque el olor a pescado es realmente fuerte, sobre todo si vas en horas de mucho calor, aquí podrás ver a hombres y mujeres en plena faena. Algunos limpiando el pescado y arrojando los restos a la playa, donde los cuervos se dan el festín; otros tejiendo las redes de pescar; otros extendiendo grandes lonas en la arena de la playa para poner el pescado a secar y los más, vendiendo la captura del día tanto a locales como a visitantes.

Pasear por las playas de Negombo es una de las principales actividades del turista. Grandes playas de arena blanca donde poder bañarte (ojo, elige bien el lugar, ya que algunas zonas son un poco más bravas que otras), hacer un paseo por el mar en las embarcaciones tradicionales de vela, tomar algo en los numerosos chiringuitos playeros, o simplemente tomar el sol en la arena.

Alojarse en Negombo:

Al estar cerca del aeropuerto y ser un lugar turístico, no vas a tener ningún problema para encontrar alojamiento en esta ciudad.

Hoteles cerca de la playa, bungalows, hostels de mochileros o casas privadas que ofrecen habitaciones económicas. Para todos los gustos y bolsillos.

Comer en Negombo:

Aunque hay multitud de chiringuitos para comer tanto comido local como occidental, nosotros recomendamos las casas privadas que han habilitado como pequeños restaurantes con varias mesas y comida totalmente casera, que también ofrecen habitaciones. Los verás señalados como «homestay».

El producto autóctono reconocido mundialmente como uno de los mejores (si no el mejor) es el Te Negro -Black Tea-, y vas a poder disfrutarlo en cualquier lugar del país, especialmente en las zonas de interior donde se cultiva.

Como ya sabrás, la estrella de la comida srilankesa es el curry, y te aseguramos que te vas a hartar. Y no podemos pasar por alto uno de nuestros alimentos favoritos: LA FRUTA.

Para moverse por aquí, principalmente usamos el Tuk Tuk, esos triciclos típicos de Asia que por un módico precio te llevan donde quieras. Eso sí, no olvides acordar el precio antes de subirte a él. Es la mejor forma de evitar sorpresas y viajar tranquilo.

Para ver más fotos de Negombo, puedes visitar nuestro Google Fotos.

A %d blogueros les gusta esto: